Todo por el cuerpo

Home  |  Textos   |  Prensa   |  ATP   |  Todo por el cuerpo

Todo por el cuerpo

Tres bailarines -dos hombres y una mujer interactúan en el escenario. Los mueve su propia energía. ATP, nueva obra creada y dirigida por Tamara Cubas, propone una reflexión sobre el cuerpo en la sociedad contemporánea. Desde este viernes 16 se presentan neuve funciones de este espectáculo en la Zavala Muniz.

Los cuerpos de los bailarines Mariana Marchesano, Miguel Jaime y Santiago Turenne se adueñan del escenario y del tiempo. Se rozan, juegan, generan imágenes. También producen sonidos, ruidos que el músico Francisco Lapetina manipula en vivo y los devuelve a la escena. Los cuadros de las diferentes coreografías de ATP se suceden uno tras otro, interpelando al espectador sobre la propia auto conciencia del cuerpo, de la energía, del misterio más profundo de la vida. La última producción de Perro Rabioso es una propuesta radical de teatro-danza, de investigación escénica. De los diferentes conceptos que trabajó en la creación de su nuevo espectáculo, conversó con Caras y Caretas la directora Tamara Cubas.

¿De qué manera se traslada el concepto de ATP a un espectáculo de Danza?
El ATP es el principal tranportador de energía químia en las células. Al interiorizarte un poco en cómo funciona el organismo humano te encontrás con un campo sorprenderte, mecánica, fisiológica y anatómicamente. Digamos que es un misterio y quizá sea una pérdida de tiempo intentar comprender por qué algunas cosas son de una forma y no de otra, pero es un concepto que me parece intereante trasladar a un espectáculo. En la obra, las cosas son como son. Hay una búsqueda de limpiar y despejar al máximo para concentrarse en lo más básico. Despojar para ir a lo más elemental. Las acciones son concretas y libres de intenciones, los rostros limpios y sin emotividad. La obra no habla algo específico, no te plantea una historia, intencionalmente escapa a los significados.

¿Cómo se fue generando el espectáculo?
El proceso de investigación partió y se desarrolló en base a una no idea. O sea, partir y mantenerse alejado de ideas, conceptos, discursos. Por eso recurrimos a premisas o imágnes del funcionamiento del organismo humano. Sólo como disparadores, claro está, porque la obra no trata sobre el funcionamiento del cuerpo, pero esos disparadores nos permitieron no invulucrarnos emotiva o psicológicamente con los materiales que proponían los bailarines. Al trabajar en base a esas ideas naturalmente aparece un trabajo sobre el cuerpo físico, que se manipula, que se pone a prueba, qeu se estira, que se aprieta. Estas acciones son sobre el propio cuerpo, o sobre el cuerpo del otro.

¿Qué pasa con el cuerpo en el transcurso del tiempo, en el desarrollo de la acción?
Hay un concepto que hemos trabajado: cada momento es el momento. No hay un pasado o un futuro. Es puro presente. Es tan importante el punto al que llego como el camino que recorro para alcanzarlo. Todo el tiempo está sucediendo algo en el cuerpo humano, y por eso la obra plantea tambieén esa idea, de que todo el tiempo algo está sucediendo. Creo que ATP te propone como espectador abrir tu percepción en esa dirección. Creo que en neustra vida cotidiana las cosas están sucediendo muy rápido, que las imágenes tienen cada vez más velocidad, y nos vamos conviertiendo en consumidores de imágenes, la mayoría de las veces sintiempo para procesarlas. La idea de la obra no está entonces en el tema que trata, sino en cómo se presenta.

¿Cómo fueron los ensayos, la creación de las coreografías?
Yo fui llevando ideas muy simple sobre el funcionamiento del cuerpo humano para utilizar como premisas de investigación, y los bailarines proponían materiales a partir de ellas. El proceso o la metodología de trabajo terminó siendo parte de la dramaturgia, ya que la obra se presenta así, como imágenes que se le rindan al espectador. una tras otra, sin transiciones, fragmentadas.

¿Cuándo y de qué manera se integró Francisco Lapetina, como músico en vivo?
Francisco estuvo tempranamente presenciando ensayos. Trajo la idea de usar micrófonos y sistema de audio para amplificar lso sonidos que ya había enlas acciones, los sonidos sutilies que se producían, respiración, roce, caídas, e incorporar al micrófono como objeto escénico. Su propuesta fue muy importante ya que a nivel conceptual era lo que necesitaba la obra.

En danza
-El lugar que juega la danza en la sociedad uruguaya no es muy relevante. Basta ver la candidad de obras que se ponen en en cartelera. A veces, cuando me hago la pregunta sobre si la danza ocupa algún lugar, me imagino preguntándole a la gente en la calle si ha visto algún espectáculo de danza contemporánea o qué es o qué se imagina por danza contemporánea y vuelvo a afirmar que hay mucho por hacer todavía.

Tipo:Entrevista
Medio:Caras y Caretas

PREV

Cuerpos en escena

NEXT

La danza contemporánea, los dedos y las estrellas

WRITTEN BY:

Sorry, the comment form is closed at this time.